DESCRIPCIÓN:

 

El conejo enano Teddy es una raza muy reciente, que aún no está oficialmente reconocida en algunos países, dando lugar a algunas desviaciones en algunos aspectos del estándar de la raza, tales como el peso.

 

 

FISIONOMÍA

 

El Teddy es probablemente el más peludo de los conejos enanos, con la excepción del Angora. La forma del cuerpo debe ser cilindríco, uniformemente ancho de adelante hacia atrás. Las patas son cortas. La barriga es redondeada. La cabeza debe ser firme y el cuello debe ser muy corto. En comparación con el cuerpo, la cabeza debe ser sobresaliente, corta y fuerte, con la frente amplia. Los ojos son grandes y algo saltones.

 

CAPA:

 

El pelo de un Teddy Bear debe estar presente en todo el cuerpo, con de a 6 a 10 cm de largo, por regla general, cuanto más cepillado el cabello, mejor.

Sin embargo, un amante de esta raza debe darse cuenta de lo difícil que es mantener el cabello saludable. Se deben cepillar no más de 1-2 veces a la semana, con fuerza, ya que los Teddys no tienen un rápido crecimiento del pelo, que es muy frágil. Los pequeños nudos se eliminarán cuidadosamente con un peine, más fuerte y que se debe usar con mucho cuidado de no lastimar al animal. La raza  Teddy tiene una piel fina y suelta, por lo que su pelo es arrancado con facilidad.

 

PESO PATRÓN Y COLORES:

 

Las orejas deben ser verticales, midiendo entre 5 a 6,3 cm. Deben alcanzar un peso entre 800 gramos a 1.700 gramos y por lo tanto pertenecen a la variedad de conejos enanos. El peso ideal es de 1.350 gramos. El Teddy es visto en todos los colores.

 

Su naturaleza tranquila lo distingue entre todos los conejos enanos.